Fortalecimiento organizacional: Contribuye al crecimiento del sector cacao en Honduras

 

DSC02343

Vivero ASOPROPIB

Jutiapa. Atlántida. La producción de cacao en el departamento de Atlántida ha tomado fuerza en estos últimos años, más familias se han sumado a las organizaciones de productores, permitiéndoles una reducción en los costos de producción y beneficios económicos en la comercialización de este producto. 

Lo anterior gracias al fortalecimiento de los diferentes eslabones de la cadena productiva en el rubro del cacao y por consiguiente una mejora en la gobernanza en el sector cacaotero del país.

En este esfuerzo han contribuido varios proyectos, programas impulsados por la cooperación, gobierno y el sector privado en los últimos diez años y hoy se ven los resultados.

Uno de ellos es el Proyecto PROCACAHO, ejecutado por el consorcio integrado por la Fundación para el Desarrollo Empresarial Rural (FUNDER), la Fundación Hondureña Investigación Agrícola (FHIA) y la Asociación  Nacional de Productores de Cacao de Honduras (APROCACAHO), bajo alianza pública-privada con la Secretaría de Agricultura y Ganadería (SAG) y la Empresa Chocolats Halba, con el apoyo financiero de la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación COSUDE, quienes respaldan a cooperativas y asociaciones de productores de cacao,  entre ellas: Asociación de Productores Pico Bonito de San Francisco (ASOPROPIB), Cooperativa de Producción Agrícola Cacaoteros de Jutiapa Limitada (COPRACAJUL), Cooperativa de Productores Agrícolas SERSO San Viator Limitada (COPROASERSO), y la Cooperativa Agrícola de Cacaoteros San Fernando Limitada (CACAOSAFER).

Estas cooperativas han demostrado su evolución, a través del tiempo tal como es el caso de la  Asociación de Productores de Pico Bonito de San Francisco (ASOPROPIB), ubicada en Saladito, Atlántida,  quienes iniciaron el 5 de agosto de 2011 con  33 productores en 5 municipios:  La Ceiba, El Porvenir, San Francisco, La Másica y Esparta.

Según José Izaguirre presidente de ASOPROPIB,  a  raíz del huracán  Mitch los productores habían abandonado sus fincas de cacao, “Nosotros comenzamos a comprarle el cacao a los productores,  y con la alianza de FUNDER, FHIA, APROCACAHO y Bosques del Mundo comienzan rehabilitar sus fincas, con apoyo técnico  y es cuando los productores ven  como hacerlas atractivas y productivas”.

También el PROCACAHO vino a apoyar a estos pequeños productores  en el establecimiento de nuevas parcelas de cacao, así como con créditos, a través de la Cooperativa Ceibeña y el Banco de Desarrollo Rural (Banrural)  y mecanismos de financiamiento alternativo como las cajas rurales; dando oportunidad a aquellos pequeños productores que no cuentan con garantías hipotecarias.“Para el año 2012 todavía  comprábamos el cacao a los productores e íbamos a  venderlo a la ciudad de San Pedro Sula, en el año 2015 llega el proyecto PROCACAHO, quien ha venido a apoyar las áreas donde sentíamos como organización que no avanzábamos: en administración, gerencia, dirección estratégica, acceso al crédito, viveros, capacitación y asistencia técnica”.

Mercado seguro atractivo del rubro

El Presidente de esta asociación cacaotera piensa que uno de los factores que hace atractivo el sector cacao, es contar con un  mercado seguro como es la oportunidad de comercializar su producción, a través de la Empresa Chocolats Halba, que forma parte de la alianza pública-privada del proyecto PROCACAHO.

El  primer compromiso comercial de ASOPROPIB con Chocolats Halba fue de 3 toneladas, y lograron vender 3 mil libras que no pasaron a calidad A, en el año 2016 negociaron 9 y  se vendieron 15 toneladas y en el 2017 ofrecieron  13 y se espera cerrar con  20 toneladas.

Infraestructura clave para el crecimiento

La infraestructura con la que cuentan estas asociaciones es de importancia para el progreso productivo como es en el caso de ASOPROPIB, que desde enero de este año cuenta con una novedosa secadora artificial que ha venido a eficientar los procesos de postcosecha.

Izaguirre, indicó que en la cosecha 2015 – 2016 el 30% del cacao de ASOPROPIB no alcanzó los estándares de calidad por ataque de moho, pero en la cosecha actual gracias al equipo de secado adquirido el 100% del grano alcanza los estándares de calidad exigidos por el mercado.

La organización cuenta con una máquina que tiene una capacidad de secado de 40 qqs. por ciclo de 48 horas valorada en 400 mil lempiras y fue adquirida con apoyo de la organización Bosques del Mundo y  apoyo financiero otorgado por el proyecto PROCACAHO para la construcción del espacio físico donde se encuentra el equipo.“Antes teníamos una maquina industrial y solo secaba 7 quintales y el combustible era cascarilla de café y esta zona no es cafetalera y su traslado era costoso”, dijo Izaguirre.

Para Javier Romero Gerente de ASOPROPIB, estas maquinarias vienen a dar mayor rapidez y calidad en la producción por lo que asegura que van creciendo en producción en un 40 por ciento y esperan cerrar este año con una venta de cacao que supera el millón de lempiras.