Agronegocios

La Fundación para el Desarrollo Empresarial Rural (Funder) cuenta con estructuras operativas especializadas para las diferentes necesidades del Desarrollo Rural, una de ellas es Centro de Agronegocios, que impulsa la prestación de servicios al sector agrícola con familias rurales hondureñas, para que se organicen en empresas, fortalezcan las funciones de gestión, organización, producción, procesamiento y comercialización, así como la aplicación de las buenas prácticas agrícolas.

 

¿Qué es un Agronegocios desde el enfoque Funder?

Es una población determinada de pequeños productores con interés y potencial de asociarse para hacer negocios agrícolas en conjunto, los cuales tienen características como:

  1. Capacidad de oferta de productos agrícolas para mercados fuera de la economía local( supermercados, agroexportadores, agroindustriales y Distribuidores) , potencial de producto para agregar valor calidad, innovación, procesamiento y condiciones  agroclimáticas.


Capacidad para desarrollar una oferta productiva

Para competir con volúmenes comerciales entre USD$ 10,000 a USD$ 3, OOOOOO al año disponibilidad de invertir por parte de los asociados de acuerdo a sus capacidades necesidades y sentido de asociatividad como estrategia de competividad.


El Rol de Funder en los agronegocios


Somos una institución privada sin fines de lucro que creemos en el sector rural de Honduras y que hemos  en los últimos 15 años, que para generar desarrollo empresarial, con pequeños productores no basta con la asesoría técnica y capacitación tradicional. Lo que nos ha llevado a buscar esquemas más dinámicos y sostenibles, como:  la coinversión y comportamiento de riesgos al momento de desarrollar negocios agrícolas, poseer un alto nivel de compromiso de nuestro recurso humano, factor clave para liderar procesos comerciales que requieren confianza  tanto de la oferta como de las demandas. También la visión de sostenibilidad empresarial por medio de procesos de crecimiento graduales y no basadas en la meta de un proyecto, sino más bien en la dinámica propia de los negocios agrícolas, que en este caso tiene como actor principal el pequeño productor o productora de Honduras que busca oportunidades para hacer frente al futuro de su familia.